9 mar. 2012

CUENCOS Y CAMPANAS. SONIDOS TERAPÉUTICOS

El cuenco, por sus características de forma y composición, emite una vibración que nos aporta equilibrio interno y sanación, ayudando a la transformación y armonización energética.

Es una herramienta de transformación, nos conduce a estados esenciales, interiores, del ser, que nos ayudan a sentirnos mejor interna y externamente.

La vibración de estos instrumentos sagrados tiene la capacidad de equilibrar y reparar nuestras estructuras energéticas, abriéndonos las puertas a un estado de paz y sanación.

La importancia de estos sonidos, lo que los hace terapéuticos, es la gran capacidad que poseen para reequilibrar nuestra energía. Hacen vibrar, despertar, armonizar y revitalizar nuestro organismo físico y nuestra mente. Esta capacidad terapéutica radica en el hecho de que su vibración entra en resonancia armónica con cada una de nuestras células. Con este tipo de sonidos las células cerebrales entran en estado alfa y es por eso que después de una sesión de terapia vibracional nos sentimos relajados y renovados.

Lo que los hace diferentes del resto de instrumentos es su capacidad de hacer reaccionar a nuestro cuerpo y mente y llevarlos a un estado cada vez más permanente de paz y tranquilidad, de estabilidad.

Es un sonido sagrado que nos lleva a un cambio o transformación duradera, permanente y verificable.

Por medio de estos sonidos sanamos de afuera hacia dentro, desde nuestro campo vibratorio o aura, pasando por los chakras, meridianos y entramado energético a fin de equilibrar nuestras frecuencias.

El sonido del cuenco tiene esta propiedad vibracional de penetración debido a su capacidad de emitir sonidos dobles o sobretonos. Si nos fijamos, sentiremos como al golpearlo o como al hacerlo sonar el cuenco emite dos sonidos: uno ascendente y otro circular, expansivo, como en forma de ondas.

PIEDRAS Y CRISTALES CON FORMAS NATURALES

Piedras y cristales asociados de forma natural.
Cuando encontramos un cristal o piedra asociado con otro como por ejemplo azurita, cuarzo con inclusiones de hierro, galena con rosa del desierto, etc., tendremos que tener en cuenta siempre las propiedades de cada uno de ellos sumadas, ya que en cada asociación se refuerzan y se complementan las propiedades de cada uno de los minerales en cuestión.


Minerales en forma de supernova o estrella.
Algunos cristales o piedras como el aragonito presentan una forma especial como si fuera una estrella en formación. Esta clase de formaciones son especiales para aportarnos energía en etapas, situaciones o incluso en personas que siempre tienen muchas ocupaciones, muchas actividades, que “gastan” mucha energía porque se dedican a varias cosas a la vez: trabajan, estudian, hacen deporte, se ocupan de una casa, hijos, familiares, animales, disfrutan de un montón de hobbies, etc.

YOGA - GLOSARIO 4

Bandha: contracción muscular para encauzar el prana o energía vital en el cuerpo.


Mantra: palabra, sílaba, sonido santo.


Mudra: posturas a realizar con las manos para la concentración y dirección de la energía vital.


Tratak: fijación de la mirada en la llama de una vela, ejercicio de concentración y purificación.

Chakra: significa rueda, centro de energía.


Nadi: circuitos que recorren todo el cuerpo a través de los cuales fluye la energía vital.


Chi: término taoísta que significa energía, fuerza vital.


Prana: energía, fuerza vital.


Kundalini: energía de creación, energía cósmica del ser humano que descansa en el extremo inferior de la columna vertebral.

NIVELES DE BYOSEN

El Byosen tiene cinco niveles. Todos ellos, probablemente, los haS experimentado en tu práctica. Pero quizás no te has dado cuenta de que hay un sistema para él. En general, lo que sigue, es universalmente cierto. Pero puedes descubrir tu propia forma de experimentar el Byosen.

1.- Calidez.- El calor es mayor que la temperatura del cuerpo.
2.- Calor fuerte.- Este calor hace que tus palmas suden…
3.- Hormigueo.- El hormigueo se puede sentir como alfileres, como un campo magnético o tus manos se adormecen.
4.- Pulsación, frío.- La pulsación puede ser fuerte o débil, lenta o rápida. Cuando el sitio que tocas lo siente frío, no es un fallo de tus manos sino un signo de Byosen.
5.- Dolor en la mano del practicante.- Este dolor puede sentirse en la mano, en los dedos o detrás de la mano. Puede subir de tu mano al antebrazo y puede continuar hasta el hombro. Si esto ocurre, no te preocupes. Sensei Koyama dijo que el dolor se siente cuando la energía positiva , Energía de Reiki, fluye hacia un área del cuerpo muy cargada negativamente. Lo que tienes que hacer es permanecer allí hasta que se vaya. Si te sientes muy incómodo, cambia tus manos o quítalas por un rato. Después vuelve a colocarlas en el mismo lugar. No tengas miedo de contaminarte por una “mala” energía. Reiki es una calle de una sola dirección.

Los primeros tres niveles de Byosen son señal de tensión y poca toxicidad.
No hay nada que lamentar, pero es el momento de dar Reiki completo, si es posible. Es necesario recibir tratamientos diarios hasta alcanzar el nivel 2 o 1.