4 oct. 2009

YOGA TIBETANO (1ª PARTE)

El antiguo arte del yoga llegó al Tíbet desde su lugar de procedencia, India, hace más de 1.500 años.

El Yoga Tibetano trabaja de 2 maneras:
- Hace fuerte y saludable el corazón y cuerpo físicos.
- Abre el corazón para amar a los demás.

La instrucción para la práctica del Yoga Tibetano o Yoga del corazón se introdujo en Tíbet procediendo de 2 linajes diferentes.

Los ejercicios o asanas les fueron enseñados a los tibetanos por el maestro indio Naropa (1.016-1.110). Estos ejercicios forman parte de una antigua tradición conocida como las Seis Prácticas.

El Yoga Tibetano es un Yoga Tántrico (no el que se practica en occidente con tintes sexuales-eróticos). Su objetivo es la práctica del
- Lo-Jong (dar amor a uno mismo) y
- Tong-Leng (dar amor a los demás)

Esta práctica implica al practicante a lo largo del día por medio de una forma particular de respirar pensando en los demás y muy especialmente cuando se practican los ejercicios de Yoga.

Los beneficios de la práctica del Yoga Tibetano son:
- Prolonga la vida.
- Limpia los canales energéticos y los chakras.
- Previene desórdenes psíquicos y energéticos.
- Cura los diferentes desórdenes psíquicos por medio de la práctica de los ejercicios.
- Propicia el despertar de la mente.
- Mejora la memoria.
- Proporciona una experiencia espiritual.